El complejo incluye las tecnologías de estampado en caliente y la primera línea de hidroformado de Gestamp en el país


La empresa multinacional especializada en el diseño, desarrollo y fabricación de componentes metálicos de alta ingeniería para la industria automotriz invirtió más de 1,600 millones de pesos (86 millones de dólares) en la entidad potosina.


En una superficie de 140,000 metros cuadrados, y una construcción de 27,800 metros cuadrados, Gestamp contará con equipamiento de última generación para el estampado en caliente, así como, de hidroformado, entre otras tecnologías. Asimismo, San Luis Potosí será la primera planta de Gestamp en México que fabrique piezas de chasis.


 “La relación España-México y Gestamp-San Luis Potosí, son relaciones de beneficio mutuo porque la empresa trae innovación, formación, transferencia de conocimiento, alta tecnología y empleos de calidad; y de San Luis Potosí obtenemos diversificación, nuevos mercados, nuevas posibilidades y clientes como BMW”, indicó Antonio Basagoiti, presidente de la Cámara de Comercio de España.

 


EQUIPOS DE ÚLTIMA TECNOLOGÍA


La planta ofrecerá soluciones multitecnológicas a sus clientes en Norteamérica, contará con una línea de estampado en caliente, en la que el Grupo es líder mundial y que permite fabricar piezas más ligeras y seguras, por lo tanto, mejores en relación con el consumo de energía e impacto medioambiental.


En la nave se instaló la primera línea de producción de tecnología de hidroformado, que permite conformar acero de formas complejas gracias a la fuerza del agua para integrarse en componentes estructurales del vehículo.


La compañía está especializada en el desarrollo de productos con un diseño innovador para conseguir automóviles más seguros y ligeros y, por tanto, mejores en relación con el consumo de energía e impacto medioambiental.


“Poco a poco hemos ido introduciendo los productos que fabricamos en Gestamps a nuestras plantas en México y los procesos productivos que desarrollamos a nivel global, aquí en San Luis Potosí será la primera vez que fabriquemos componentes relativos a chasis y mecanismos”, señaló Francisco J. Riberas, presidente ejecutivo de Gestamp.


 

PRODUCCIÓN DE COMPONENTES


Sus clientes son los principales fabricantes mundiales de vehículos, entre ellos Ford, Jeep, Lincoln, Mercedes-Benz y Nissan.


Francisco J. Riberas señaló que la capacidad de producción que tendrá Gestamp dependerá de los requerimientos de los clientes, por el momento algunos de ellos han solicitado componentes entre los 150 mil a 300 mil piezas.


 “Para BMW San Luis Potosí tendremos una facturación de 150 mil vehículos y son 8 los componentes que fabricamos para la armadora alemana. En terminos de volumen el cliente que va a iniciar con mayor facturación es Ford”, dijo.


 

GESTAMP EN MÉXICO


En los últimos años, Gestamp ha experimentado un gran crecimiento y desarrollado su cartera de productos (carrocerías, chasis y mecanismos) mediante una expansión internacional que la ha convertido en un proveedor global con presencia en 22 países, ya que acompaña a sus clientes al lugar donde ellos se instalan.


Gestamp México cuenta con siete plantas de producción distribuidas en Puebla, Toluca, Aguascalientes y San Luis Potosí. La plantilla del Grupo en el país asciende a más de 3,600 empleados.


El Grupo ha invertido casi 500 millones de dólares en la República Mexicana y su capital humano es de 3,600 personas.


“México es un mercado con un enorme potencial, que ha crecido de manera exponencial en los últimos años, desde que se fabrican vehículos para todo el mundo, por lo que confiamos plenamente en nuestra capacidad de crecimiento aquí, siempre de la mano de nuestros clientes”, explicó el presidente ejecutivo de Gestamp.


Es la segunda planta del Grupo que instalan en San Luis Potosí y la séptima en México, por lo que Gestamp y Edscha, van a emplear en conjunto a cerca de 600 personas, de este modo, ofrecerán en el Estado todas sus capacidades que incluyen productos de carrocería, chasis y mecanismos.


“Hace dos años inició éste proyecto en San Luis Potosí desde cero, y aquí tendremos la mejor tecnología, todas las máquinas instaladas son automatizadas o robotizadas”, mencionó Carlos Micheletto, presidente de Gestamp México.


 

México, polo mundial de fabricación de automóviles


El mercado mexicano ha crecido de forma sostenida en la última década, tan sólo en 2018, México fabricó 3.9 millones de vehículos (cifra de IHS Markit), por lo que se situó como el séptimo productor de automóviles mundial.


 Dado este desarrollo en el sector automotor, Gestamp inició sus operaciones en México en 2001; actualmente trabaja para todas las grandes armadoras situadas en el país y el mercado mexicano es el sexto por facturación para Gestamp, con ingresos de más de 13,100 millones de pesos (682 millones de dólares) en 2018.


 “Estamos preparados en instalaciones, estos componentes que fabricamos no se exportan la mayoría son componentes pesados y los fabricamos localmente cerca del lugar en donde están instaladas las armadoras”, finalizó Francisco J. Riberas, presidente ejecutivo de Gestamp.