Con una inversión de 5 mdd, la compañía de capital japones abrió su primera planta en territorio mexicano, eligiendo a San Luis Potosí como punto estratégico para su crecimiento

Desde 1915, el Grupo Nanjo Sobi apunta a ser un fabricante integral de interiores de automóviles, brindando a Mazda, sus principal cliente, tecnología en desarrollo y fabricación de calidad.

Tras la llegada de la armadora japonesa a Salamanca, Guanajuato, la cual inició operaciones en febrero del 2014, la compañía que pertenece al Grupo, Midori Nanjo Auto Interior (MNAI), tomó la decisión de expandir su negocio y localizarse en un punto estratégico en México, no solo para proveer a Mazda, también para hacer crecer el negocio a Estados Unidos y sumarse a la cadena de suministro de Toyota.

Fue así como abrió su primera planta en territorio mexicano, eligiendo a San Luis Potosí dado el dinamismo industrial que atraviesa y la logística, pero sobre todo, porque la empresa hermana Midori Auto Leather, misma que les provee asientos de piel para los vehículos, se ubica en la entidad.

“En noviembre del 2013 se hizo el primer negocio con la empresa con lo que se quería lograr incrementar al doble, proyecto que logramos en este 2018 y a partir del próximo año llegaremos a cerca de 10 millones de dólares, tenemos 5 veces más grande el negocio”, dijo Hiroki Choshi, director ejecutivo de Nanjo Sobi, en entrevista exclusiva para Mexico Industry.

La compañía japonesa realizó una inversión cerca de los 5 millones de dólares en la nueva planta, el 51% del capital proviene del Grupo Midori Anzen y el 49% del Grupo Nanjo Auto Interior.

Actualmente, en la planta mexicana fabrican en sus líneas de producción el descansabrazos de la puerta, el panel de puerta y soporte para el modelo de Mazda 3; y para la camioneta Tacoma, de la armadora Toyota, realizan la caja de la consola (lib). Midori Nanjo Auto Interior esta certificada en IATF 16949:2016.

La nave está conformada por equipo con tecnología de punta, máquinas de moldeo por inyección y máquina de moldeo al vacío.

“Son equipos iguales a los que usamos en Japón, se trajeron para manejar la misma calidad y si no se construyen con esas características el diseño no se pueden fabricar. Por esa parte pensamos en Mazda y en un futuro para las otras armadoras con las que deseamos trabajar para ofrecerles los mismos beneficios y calidad”, indicó el director ejecutivo.

Las instalaciones cuentan con 10,000 metros cuadrados y su equipo laboral está integrado por cerca de 80 personas.

Les brindan cursos y talleres para desarrollarlos dentro de la empresa, tienen horarios flexibles para los empleados que estén estudiando, además, reconocen el esfuerzo que desempeñan en su espacio de trabajo y les dan la oportunidad de crecer en las áreas de administración, contabilidad, recursos humanos, calidad, producción, entre otras. Apoyan a los nuevos talentos, por lo que trabajan con jóvenes que deseen realizar sus prácticas profesionales en la compañía, y a los estudiantes les otorgan una beca monetaria.

“En México contamos con muchos trabajadores jóvenes que quieren aportar al crecimiento de la empresa, con ello aumentaremos el negocio”,  refirió Muneo Oshima, presidente de Midori Nanjo Auto Interior.

La compañía japonésa cuenta con un volumen de capacidad de producción de set´s de más de un millón de piezas, siendo sus principales proveedores:
*Nacionales con sede en Tijuana, Estado de México, Ciudad de México, San Luis Potosí y León.
*Extranjeros con importaciones desde Japón y Estados Unidos.

A la semana, la empresa japonesa realiza exportaciones con embarques fijos de más de 20,000 piezas que son trasladadas para sus clientes ubicados en Norte América.  
En tanto, la planta localizada en el Parque Industrial WTC, capacita y concientiza a su personal sobre los daños al medio ambiente, por lo que tienen implementado como medida de sustentabilidad la separación de residuos, identificándolos por peligrosos y no peligrosos.

En la presentación oficial de la planta, Muneo Oshima, presidente y Hiroki Choshi, director ejecutivo, invitaron a los directivos de Mazda, Kasai y Daikyionishikawa Mexicana para que conocieran las nuevas instalaciones y les presentaron la maquinaria con la cual fabrican sus productos.

“Es bueno incrementar el negocio y sí tenemos esa oportunidad, no solo en México, sino también en Latinoamérica. De ahora en adelante no solo trabajaremos con Mazda, sino con otros OEM como Toyota, Nissan, Honda, armadoras japonesas, pero también, queremos llegar a GM y Chrysler, entre otros”, dijo Muneo Oshima.

TECNOLOGÍA PATENTE A NIVEL MUNDIAL 

MNAI es proveedor de nivel 1, con experiencia en el sector de interior de automoción, los productos que realizan son fabricados con máquinas de tecnología patente del Grupo Nanjo Sobi, siendo la más importante que poseen la ‘NPM’, la cual trabaja bajo el moldeo en una sola toma para capas múltiples y material de base, y está montada en la planta potosina.

“Se hizo una máquina para la planta de San Luis y en enero del presente año se importó, comenzamos la instalación en junio. Este método de fabricación es para hacer los nuevos proyectos que tenemos para los producto de Mazda”, expresó Mitsunori Fujihara, vicepresidente MNAI.

El vicepresidente platicó que la prensa de molde vertical realiza la inyección con resina, es un inserto de moldeo por inyección a baja presión, es decir, que esta tecnología adhiere a la laminación PVC, sin necesidad de implementar algún adhesivo.

“Obtiene la forma del producto y esto ayuda a reducir el número de pasos en el procesamiento. Además, estas partes sobresalientes también pueden moldearse con minimización de daños en la laminación de PVC”, dijo.

El resultado del procedimiento es que los usuarios de los autos, al sentir la textura con el tacto, sientan total suavidad, teniendo como resultado un producto lleno de lujo.

“A través de los productos que estamos fabricando para Mazda con esta máquina, desarrollaremos nuestra propia tecnología a nivel mundial y a la vez perfeccionaremos la competitividad de los costos para lograr tener contrataciones con otras empresas”, finalizó Mitsunori Fujihara.