Dada la necesidad de las empresas localizadas en la entidad, que requerían estar certificadas en normativas ambientales, Ángeles Hermosillo creó hace nueve años su propia compañía, Biogestión Consultoría; con la misión de trabajar en el cuidado del medioambiente ofreciendo servicios integrales y certificaciones ambientales para la industria en general.


El sueño de crear su propia empresa, impulsar a las mujeres en el sector industrial y contribuir en el desarrollo de su natal San Luis Potosí, ha sido una de las mayores satisfacciones para la física-química.


“Cuando yo inicié descubrí todo desde cero, desde cómo hacer una carta constitutiva, una cuenta bancaria, llevar los impuestos; toqué muchas puertas y no se me abrieron fácilmente porque siempre el argumento que me decían era: preferimos darle oportunidad a un hombre. Pero eso me ayudó e impulsó y sabía que mis servicios eran buenos y eran necesarios y requeridos, trabajé y de muchas de esas empresas actualmente soy su proveedora de servicios”, argumentó.


Ángeles Hermosillo relató que el negocio comenzó en un sótano de una casa que le prestaban y, a base del trabajo, esfuerzo, dedicación y con el apoyo de su familia, fue ganándose la confianza de las empresas y el negocio creció. Actualmente, su capital humano está integrado por 19 personas y más de 70 ingenieros colaboran en sus proyectos.


Pero su sueño no se quedó ahí, la directora general de Biogestión Consultoría ha mirado a otros horizontes y hoy en día la compañía brinda servicios a la industria automotriz y a corporativos en toda la República Mexicana.


“Me siento muy halagada porque he podido trabajar con grandes empresas y ahora con el ‘boom’ de la industria automotriz y metalmecánica estamos colaborando directamente con ellos siendo sus proveedores locales, dándoles soluciones, ya que a nivel nacional contamos con las certificaciones requeridas por la industria automotriz IATF y VDA6.3 para poder trabajar con ellos”, mencionó Ángeles Hermosillo.


Su objetivo a corto plazo es darse a conocer a nivel internacional, comenzando en América Latina, por lo que está en proceso de certificación para ser una compañía socialmente responsable y de la mano seguir trabajando en su fundación “Rescátame Por Favor”, la cual promueve la paz en las escuelas y apoya a niños de escasos recursos a continuar con sus estudios.


“Empezamos a compaginar en trabajar una cultura ambiental promoviendo la paz, por lo que se combina con lo que pide la ONU en Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030, que todas las certificaciones ambientales tienen que ir de la mano con responsabilidad social, así que es muy padre brindar servicios de calidad y a la vez poder ayudar a las personas”, concluyó.