Con una producción anual de 800,000 piezas, que equivalen a 1.5 millones de libras de cobre, Challenger Fabrication & Distribution de México opera en San Luis Potosí desde el 2009, sus fundadores son Roy Allen, presidente y Abimael Padilla, vicepresidente.


 


Fabrican productos en serie y partes de ‘bus bar’ (conectores para la industria eléctrica), los cuales de manera directa o indirecta, son exportados a la Unión Americana, Puerto Rico, Centroamérica y Sudamérica. Además, desarrollan proyectos a la medida requeridos por sus clientes ABB, Cummins, Eaton, Rockwell, entre otros.


 


“En San Luis Potosí nos ubicamos porque está en el centro de la República, lo que nos da una ventaja competitiva en términos logísticos, además, de que también nuestros principales clientes se localizan en este Estado, por lo que las entregas de productos son en corto tiempo”, señaló Alejandro Hernández, gerente general de Challenger.


 


La empresa de capital estadounidense está instalada en cerca de 3,000 metros cuadrados, se conforma de 50 trabajadores, cuentan con 45 máquinas y sus proveedores son de México, Estados Unidos, Colombia, Perú y Alemania.


 


Asimismo, Challenger Fabrication & Distribution de México está certificada en ISO 9001-2015 y en 2018 fueron ganadores del “Premio Nacional del Trabajo”.


 


“La calidad de nuestros productos ha permitido que Challenger acceda a mercados globales a través de programas que los clientes tienen en otras empresas del mundo. Además de San Luis Potosí tenemos otra planta en Puerto Rico y en Pensilvania, Estados Unidos”, compartió.


 


Sobre la mano de obra, Alejandro Hernández indicó que es buena, especializada, con experiencia, y aprenden fácilmente, lo que permite potencializar y desarrollar el capital humano dentro de Challenger.


 


“Primero identificamos su potencial y habilidades, de esa manera diseñamos un plan laboral, una carrera para ellos, en la cual les permita crecer, ya sea en varios módulos, que roten a otras áreas o procesos y vayan ascendiendo”, dijo.


 


Para concluir, el gerente general señaló que en este 2019 Challenger Fabrication & Distribution de México va a desarrollar nuevos proyectos con Siemens y Cummins.


 


“La frase que transmitimos a la gente es: Todo es posible. Nuestro objetivo en Challenger de México es muy claro, ser la empresa número uno de nuestro ramo a nivel nacional y de impacto global”, finalizó.