Nombre de la Empresa: Haemotronic-Advanced Medical Technologies


Capital de origen: Italia


Fecha de fundación: 1979


Fecha de inicio de operaciones en Reynosa: 2016 aunque llegaron en 2005 como Shelter


Infraestructura: 8,500 pies cuadrados, planeado para junio del 2019 ocupar 16,000 metros cuadrados


Producto: Dispositivos médicos ‘mono-uso’


La empresa nace en 1979 como una parte de un grupo farmacéutico que se enfocaba principalmente en el suero. En ese entonces desarrolló en Italia la producción de PVC de plástico, por lo que la combinación del plástico flexible del PVC con el uso en la industria médica permitió a este grupo crear Haemotronic como parte esencial para el uso de plástico en los hospitales.


“Desde 1979 desarrollamos diferentes tipologías de materiales y productos; pero la historia de la industria médica inició en el lugar donde nació Haemotronic: en Mirandola, Italia, gracias a la capacidad de extruir y moldear PVC”, destacó Ettore Ravizza, presidente del área Norteamérica de Haemotronic Advanced Medical Technologies.


En Italia cuentan con dos plantas y representa el corporativo; hasta el día de hoy, es la parte más importante de la producción; cuentan además con presencia en Rumania y la planta de Reynosa, que representa la base para el mercado de Estados Unidos.


Productos


Los productos que Haemotronic manufactura, se hacen en base a los requerimientos de sus clientes. La idea es en base a 3 aspectos básicos: conector -tubo-conector.


Son varios los productos que se realizan en la planta de Reynosa, pero contemplan hacer más, principalmente se enfoca en la manufactura de tubos y conectores; todos de grado médico.


Haemotronic maneja dos líneas de mercado; una enfocada a la parte ‘infusional’, que incluye la parte de la botella de suero. Además, cuentan con una producción de líneas para ‘blood management’ que se utilizan para diversos tratamientos de la sangre, como diálisis, plasma o los diferentes usos en el manejo de sangre.


La producción varía y se puede hablar de millones; un ejemplo es del año 2018 donde se moldearon más de 40 millones de piezas.


“Para tener una idea, en Italia moldeamos más de 2 billones de partes en un periodo de 12 meses, por lo que manejamos alto volumen. Obviamente depende del producto; ya un producto terminado se habla de miles o cientos de miles de productos; por lo que depende de la tipología del producto”, destacó Ravizza.


La planta en Reynosa está diseñada para manejar volumen muy alto, pero también para ser flexible y manejar nuevos proyectos y desarrollos; porque algo importante de lo que hacen aquí es desarrollar productos nuevos para sus clientes; y esto abarca desde el molde, la dimensión del tubo; hasta terminar el producto, esterilizarlo y que esté listo para su uso en un hospital.


Haemotronic planta Reynosa exporta sus productos a su mercado en Estados Unidos y México.


Proceso


Para la producción de este tipo de productos, Haemotronic pone en marcha un proceso de transformación de plástico, cuentan con un equipo que lleva a cabo un procedimiento de extrusión para hacer tubos de diferentes materiales; principalmente de PVC, mismo que es de origen italiano; aunque también utilizan PVC de origen mexicano o alemán.


El tubo, se conecta por medio de conectores -siempre plásticos- que son transformados con procesos de ‘plastic injection molding’ o moldeo, para lo cual Haemotronic cuenta con varias máquinas de este tipo que son de última tecnología, correspondiendo a Industria 4.0.


Estas máquinas son conectadas a los servidores que se ubican en Italia, desde donde están monitoreando más de cien máquinas de moldeo que se conectan de manera central a un servidor en Europa.


La implementación de Industria 4.0


Haemotronic ya contaba con sistemas y procesos relacionados con la industria 4.0, fue justo en Italia donde empezaron a utilizarlos en el año 2015; mucho antes de que la industria 4.0 se volviera una moda.


“Contamos con mucha maquinaria que está conectada a la industria 4.0, toda una parte de ‘smart warehousing’, especialmente en Italia; es la misma tecnología que tenemos planeado instalar en Reynosa”, destacó Ettore Ravizza.


¿Porqué invertir en Tamaulipas?


Ravizza mencionó que Tamaulipas representa una perfecta opción estratégica para Haemotronic, porque se encuentra en una posición geográfica que le permite llegar y servir al mercado de Norteamérica desde Canadá hasta México y Estados Unidos.


“Está muy central, tiene muy buen acceso y cercanía a la parte de Estados Unidos que ahora representa el mercado más importante para nosotros en la industria médica en la que trabajamos. Esto, combinado con otros factores humanos que encontramos, como el nivel técnico de la gente que labora en Reynosa confirmó la decisión de ubicarnos en Reynosa, Tamaulipas”, dijo Ettore.


Haemotronic llegó a Reynosa por primera vez en el año 2005 como un Shelter que se desarrolló en los años siguientes; hasta que en julio del 2016 rentaron la planta con proyectos de crecimiento importante para la empresa a nivel mundial.


Anuncian expansión


Este proyecto consiste en que la planta cuenta con una extensión de 16 mil metros cuadrados disponibles. En la fase uno que acaba de completarse, se retaron 8 mil metros cuadrados y la fase dos -que corresponde a esta expansión-, conlleva la construcción de un nuevo cuarto limpio.


El cuarto limpio es el área de producción que tiene la empresa para hacer producto médico; la construcción de un nuevo cuarto limpio abarca 4 mil metros cuadrados para instalar en Reynosa una de las producciones más importantes: ‘Disposable Medical Devices’, para el mercado de Norteamérica.