Y su impacto en el desarrollo económico del Estado.


La frontera brinda importantes ventajas a las empresas que deciden instalar sus plantas de operación en la cercanía con el vecino país Estados Unidos. Se busca –sobre todo- que las mercancías y productos manufacturados en ciudades fronterizas como Reynosa, Nuevo Laredo, Matamoros, “por mencionar algunas en el estado de Tamaulipas” lleguen en menor tiempo a su principal centro de distribución en Estados Unidos, se reduzcan costos en transporte y se exponga a las mercancías al menor riesgo posible.

 

Es por lo anterior, por lo que existen buenas razones para ubicarse con una empresa maquiladora y manufacturera en la frontera. Las empresas pueden tener el beneficio de la binacionalidad para desarrollarse en México y Estados Unidos; Para los expertos, otra ventaja radica en que es un atractivo desde el punto de vista de la mano de obra, ya que existen ciertas mezclas en el comportamiento de los empleados con personal que estudia, estudió o trabajó en Estados Unidos y ahora se dedica a laborar en la industria, teniendo así la oportunidad de vivir en Estados Unidos y cruzar a México para laborar.

 

Impacto de la industria en la economía en Reynosa

La industria maquiladora ha sido desde hace 30 años uno de los principales motores económicos en el Estado, junto con el desarrollo económico que genera.

 

Para Martín Anzaldúa, director de Grupo Río San Juan, ubicarse las empresas maquiladoras en la frontera, básicamente significa tener la facilidad de movimiento en un periodo de tiempo más corto; esta es la idea de que los parques industriales se ubiquen cerca de los puentes internacionales. Hay que hacer mención que este beneficio se logra siempre y cuando el tránsito de importación y exportación sea también ágil en cuanto a los trámites que se deben hacer en las aduanas, de lo contrario; sería lo mismo que los parques industriales se ubiquen cerca o lejos de los puentes internacionales.

 

Ahora, en relación a la ubicación de las empresas en los diversos parques industirales que existen en el Estado; el principal objetivo para que -estos parques industriales- estén cerca de los puentes internacionales es precisamente eso, llegar en menor tiempo al cruce internacional y estar cerca de la planta en cualquier caso de último momento.

 

Anzaldúa también destacó en relación al empleo generado por la industria, y dijo que: “Tomando en cuenta que hoy en día las empresas maquiladoras en Reynosa son las que ofrecen una gran oportunidad de empleo; vemos que existe una oferta de trabajo importante. Creo que es muy importante el atender y mantener a las empresas que se han establecido en Reynosa y el Estado para que sigan generando esos empleos. Hoy en día es de los pocos generadores de empleo que tenemos en la ciudad”.

 

Si se habla por ejemplo del Puente Internacional Anzalduás; en este momento aún no se puede utilizar para el tráfico comercial; únicamente para tráfico comercial ‘vacío’ de norte a sur; pero si se tuviera la oportunidad de cruzar mercancía por este cruce, se estima un tiempo en el trayecto del Parque Industrial del Norte al puente de máximo 10 minutos. “Esto repercute en los costos; el tiempo es dinero y entre menos tiempo se invierta en un trabajo el costo disminuye considerablemente”, manifestó Martín Anzaldúa, director de Grupo Río San Juan.

 

Respuesta Rápida

Por su parte, Jorge Torres, presidente de Interlink Trade Services, mencionó que para efectos de las plantas maquiladoras que están instaladas en ciudades fronterizas y cercanas a los cruces comerciales representa diversas ventajas, una de ellas tiene que ver con la reducción de costos en transporte, reducción de tiempos y así puedan reaccionar de una manera más rápida al movimiento de mercancías tanto de exportación como de importación.

 

En el aspecto de “minimizar riesgos en cuestión seguridad’, el ubicarse cerca de la frontera representa también una ventaja para las empresas; pues de esta forma se disminuyen riesgos de inspecciones o retenes militares; “mientras estén ubicadas más hacia el interior, es mayor el tránsito carretero en México y están las empresas más propensas a retenes militares, lo cual retrasa el tiempo de transporte de mercancías y también, en muchas ocasiones causa problemas en cuestión de poner en riesgo la integridad de la cadena de suministros sobre la mercancía de acuerdo a CTPAT y OEA”, mencionó el Sr. Jorge Torres.

 

Otra ventaja al ubicar plantas maquiladras en la frontera, es que tanto gerentes y empleados que están en nómina americana pueden trasladarse de una forma más rápida a las plantas ubicadas en México y regresar a Estados Unidos (viviendo en USA y trabajando en México).

 

En cuanto a la cantidad de cruces que una empresa puede realizar por la cercanía a los cruces internacionales, Torres explicó que si bien varía la cantidad de cruces que una empresa pueda realizar al día, “ya que esto depende del tamaño de la empresa, del nivel de producción y del tipo de producto” existen empresas que cruzan desde un camión diario, hasta empresas que cruzan 100 camiones diarios.

 

Tiempos en los cruces

En tiempos normales, un cruce de Reynosa hacia Estados Unidos, una vez que ya salió de la planta y está documentado, debe ser de dos horas a lo máximo; sin embargo, este tiempo puede verse incrementado cuando está la temporada de perecederos, porque están compitiendo -de alguna manera- con estos camiones en el puente. “Estamos en la necesidad de más opciones de puentes comerciales, hemos visto casos que se han presentado contingencias en donde camiones que sufren algún percance o daño, han detenido las operaciones del cruce por más de 6 horas.

 

El caso de una empresa

César Cisneros, gerente senior de comercio internacional y logística en la empresa Woodcrafters, comentó que esta empresa no cuenta con ninguna planta que se ubique específicamente en un Parque Industrial, de hecho esta empresa cuenta con dos plantas localizadas en la frontera, pero no específicamente cerca de un puente internacional. Woodcrafteres tiene presencia con dos plantas de operación en Gómez Palacio, Durango, y el tiempo-tránsito para llegar a la frontera es de aproximadamente 10 a 12 horas. “Con la experiencia de estas dos plantas, sí es oportuno comentar que es conveniente estar ubicados cerca de la frontera; pero sobre todo ubicados cerca de un puente internacional”, destacó César Cisneros.

 

“El tiempo que hacemos de Gómez Palacio a la frontera se tiene que agregar a la entrega al cliente, sí es mucho tiempo; el hecho con el transporte hace difícil tener buenas tarifas por la distancia y segundo es que muchos de los clientes que están en esa zona requieren la ruta de Laredo, -para Reynosa casi no van-; entonces esto complica, pues también quieren hacer el retorno con una caja cargada y no solo  vacía a fin de hacer costeable el movimiento”, destacó.

 

Woodcrafters cuenta con dos naves ubicadas en frontera; una de ellas en Río Bravo, Tam. y la segunda en Valle Hermoso, Tam., por lo cual utilizan varios cruces internacionales, como: Los  Indios, Los Tomates, Progreso y Pharr, Tx., esto debido a la ubicación de las plantas a lo largo de toda esta zona. La planta en Río Bravo no tiene un puente cercano, ya que está justo en la mediación entre el cruce de Progreso y Pharr, por lo que utilizan ambas rutas. En el caso de la planta que se encuentra en Valle Hermoso, esta se ubica a una hora de distancia del Puente Los Indios y a más de una hora del puente Los Tomates; a pesar de que Valle Hermoso está considerado como puerta de la frontera, sí representa un problema estar a una hora de distancia, por lo que impacta lo mismo en las autopistas, tarifas y tiempo adicional.

 

“Si tuviéramos nuestro punto de entrega en otra zona del mundo; llámese América del Sur, el Caribe o Europa, estaría bien, porque tal vez nuestras rutas de salida serían otras, pero en este caso, en que surtimos a Estados Unidos y Canadá, tenemos que ir hacia el Norte, por lo que se nos complica un poco”, dijo Cisneros. Laredo y Reynosa son las ciudades más cercanas a Gómez Palacios, Dgo., de ahí en fuera tendríamos que ir hacia Juárez, nuestros centros de distribución se encuentran en el Valle, tenemos uno en Weslaco, McAllen y recientemente inauguramos uno más en Mission, Tx.

 

Ejemplo de Exportaciones

Los cruces de exportación que la empresa Woodcrafters realizó por el Puente de Pharr, Tx., “solo en diciembre del 2017”, fueron 844; en promedio realizan cerca de 45 exportaciones diarias, y en todo el año 2017 realizaron 9,277 exportaciones; de hecho esta empresa está catalogada como una de las 5 empresas que más exportaciones realiza por el Puente Internacional de Pharr. En lo que va del 2018 Woodcrafters ha realizado en enero 823 embarques.

 

El Ing. Francisco Javier Solís Morales, secretario de Desarrollo Económico y Empleo de Nuevo Laredo, destacó que cuando inició la industria maquiladora y manufacturera, se consideró que era importante que estas se ubicaran cerca de la frontera por la relación sobre todo en las cadenas de valor y a la hora de tener los insumos del país del Norte. Esto ayudaba mucho, tenerlos cerca disminuía los costos de flete, después vino el boom, con el movimiento de la industria a otras partes del centro del país.

 

El secretario de Desarrollo Económico y Empleo de Nuevo Laredo, destacó que ahora la industria regresa a esta Región y es debido principalmente a dos factores: uno de ellos es el factor ‘cadenas de valor’; desde el punto de vista de lo que puede uno lograr y hacer con el valor agregado de la proveeduría tanto de Estados Unidos y México. Otro factor es que prácticamente la industria maquiladora y manufacturera de exportación no necesariamente tiene todo su mercado en USA o Canadá; sino que llega a otras partes del mundo.

 

La industria representa un atractivo para otros inversionistas; sobre todo asiáticos, porque les da la oportunidad a sus familias de disfrutar lo mejor desde el punto de vista país, en cuanto a lo que México tiene para ofrecerles y las ventajas que también pueden tener en Estados Unidos.

 

Bob Katusak, presidente de empresas IAI en Matamoros, Tamaulipas, compartió también su opinión al respecto de las ventajas para las empresas manufactureras, al ubicar sus plantas de producción en ciudades fronterizas.

 

Recordó que la industria maquiladora en Matamoros cuenta con alrededor de 50 años de experiencia y es una zona rica en cuestión laboral; destacó que su gente cuenta con la más amplia experiencia y calidad en mano de obra que un trabajador pueda tener; sin embargo, “en cuanto a costos”, mencionó que la zona norte es un poco alta para instalarse; sin embargo, aún así se compensa con la cercanía hacia los Estados Unidos.

 

“Nosotros cruzamos el 60% de nuestra mercancía a el país vecino -Estados Unidos-, los tiempos para el cruce son cortos, generalmente en 1 o 2 horas está la mercancía en el vecino país”. Mencionó que en su experiencia, el servicio de las aduanas -tanto mexicanas como estadounidenses- ha sido sumamente bueno. Es así que otra de las ventajas de instalarse en la frontera “a parte de la mano de obra de excelente calidad” por muchos ya sabido, es la infraestructura con la que cuentan los parques industriales, ya que  cuentan  con excelentes edificios para la instalación de una empresa maquiladora, además de buenos servicios y con amplias bodegas”.