Con el objetivo de dar soluciones a problemas de salud pública en el país, como enfermedades crónico-degenerativas y una población que demanda cada vez mejores servicios, la Asociación Mexicana de Industrias Innovadoras en Dispositivos Médicos (AMID) busca impulsar el acceso a tecnologías innovadoras que respondan de manera oportuna y eficiente a estas demandas sociales.

De acuerdo con Ana Riquelme, directora ejecutiva de la AMID, en cuestión de servicios de salud los medicamentos y la atención hospitalaria no es lo único que se requiere; también se requieren dispositivos médicos.
Riquelme destacó que la industria de dispositivos médicos ocupa el primer lugar de exportaciones en todo el continente latinoamericano, el octavo en el mundo, pero el 48 en consumo per cápita.


“Es más fácil que un mexicano compre un celular a que compre un dispositivo médico que mejore su salud. Hemos trabajado mucho para colocarnos en el exterior, pero ahora es importante voltear hacia el interior de nuestro país: el gran reto de los próximos 6 años es mejorar el consumo interno de dispostivos médicos”, expresó en entrevista exclusiva para Mexico Industry.


Por esta razón, la AMID ha trabajado de cerca con la Secretaría de Economía y la Secretaría de Salud. En junio del año pasado firmó un convenio con dichas secretarías para considerar a este sector como fuente importante de inversión extranjera directa.


Además, destacó que los ejes que conforman la estrategia que actualmente implementan para hacer crecer la industria son cuatro: 1) refrendar su compromiso en materia de anticorrupción, 2) regular procesos de mano con la COFEPRIS, 3) trabajar de cerca con el IMSS y el ISSSTE en cuestión de capacitaciones sobre los dispositivos médicos y 4) crear esquemas de compra con beneficios para los pacientes.


Por último, la directora de la AMID, destacó que Chihuahua ocupa un lugar importante en el panorama nacional de la industria de dispositivos médicos, ya que el Estado cuenta con asociados importantes de dicho rubro, además de que su cercanía con Estados Unidos permite a las empresas a mejorar sus procesos.
“Estamos comprometidos con la salud de los mexicanos, por lo que estamos haciendo dobles esfuerzos para llegar a este fin”, finalizó Riquelme.